Luchando para un Plan de Reparaciones

En 2004 miles de sobrevivientes manifestaron en la presa Chixoy exigiendo que el gobierno responde a la violaciones de derechos humanos que occurieron allí en los años 1980. 

Los líderes incluyendo Juan de Dios García fueron sentenciados a dos años de arresto domiciliario antes de que el caso fue rechazado por falta de evidencia de delitos. 

El Plan de Reparaciones fue firmado en 2010 entre ADIVIMA y el gobierno pero no fue implementado hasta 2015 debajo de extremo presión económico de EEUU. Las esfuerzas de cabildear el el parte de ADIVIMA en Washington D.C. ganó el apoyo de senadores y congresistas en esta lucha para derechos humanos.